5 motivos por los que optimizar la logística de tu E-commerce





¿Inviertes en hacer crecer tu negocio pero no lo haces en optimizar tu logística?

Puedes preguntarle a Google, a su empleado Bard o al mismísimo ChatGPT: si inviertes en hacer crecer tu negocio pero no lo haces en la optimización de tu logística y tus procesos, tienes un potencial problema que suele ser bastante peligroso.

Pero si quieres ahorrarte buscar la afirmación anterior ya te digo yo que es así, pero no porque lo haya buscado en ninguno de los métodos anteriores, sino porque lo he experimentado en mis más de 10 años de experiencia en este nicho.

Durante años me he dedicado a detectar puntos de ineficiencia, a hacer rentables las operaciones, a optimizar ese timeline desde que tu pedido entra en tu sistema para ser preparado hasta que llega a manos del cliente.

Invertir en el crecimiento del negocio obviamente es muy importante, pero la falta de inversión en la optimización de la logística puede resultar catastrófico, por no poder soportar mayores costos, ineficiencias o tener un impacto negativo en la satisfacción del cliente.

Después de tanto trabajo y tantas horas dedicadas puedo asegurarte que no tener una logística optimizada puede llevarte a una serie de problemas que a la larga hunde los cimientos de cualquier empresa.

Estos son algunos de ellos:

1. Ineficiencia operativa: Sin una logística optimizada, tu capacidad para manejar un incremento en el volumen de operaciones podría verse comprometida. Esto puede llevar a errores, retrasos o problemas en la gestión de inventario.



2. Costos elevados: La falta de optimización logística viene acompañada siempre de costos operativos más altos. Pagas más por transporte, por el almacenamiento o por el tiempo perdido haciendo A-B-C para llegar a Z pudiendo llegar haciendo D. En definitiva, los procesos ineficientes tienden a impactar muy negativamente en la rentabilidad de tu negocio.



3. Satisfacción del cliente reducida: Los problemas de ineficiencia afectan directamente a tus clientes. Retrasos en la entrega, errores en los pedidos o falta de stock suelen ser algunos de los motivos por los que la reputación de nuestro negocio se puede ver afectada.



4. Incapacidad para escalar eficazmente: Muy relacionado con lo anterior, a medida que tu negocio crece, una logística no optimizada puede convertirse en un cuello de botella que impide ese escalado por el que hemos invertido tiempo y dinero. Si esa inversión se hace para llegar a más personas y más sitios, no tiene mucho sentido hacerlo sin ser capaz de dar un buen servicio, el efecto puede ser totalmente al contrario de lo que en un principio se busca.



5. Falta de flexibilidad y adaptabilidad: Independientemente del crecimiento y de lo que hablamos en el punto anterior, hay que tener en cuenta también los «factores sorpresa». Un factor sorpresa puede ser cualquier imprevisto en el proceso de preparación de un pedido, como puede ser la rotura de stock de alguno de los elementos, problemas de personal o paradas tecnológicas. Si a todo eso le sumamos una situación de estrés causada por un incremento sin la eficiencia operativa suficiente, puede causar serios problemas de servicio.

La buena noticia es:


Todo esto se puede evitar con anticipación y una correcta revisión de los procesos.

Te recomiendo de veras que revises todos tus flujos y que si no dispones de medios propios que valores apoyarte en personas que tengan la capacidad de analizar y detectar los posibles puntos de mejora.

Evitarás morir de éxito.

Consigue una sesión gratuita

Rellena este simple formulario que te llevará menos de 3 minutos y me pondré en contacto contigo para una sesión gratuita de análisis de situación.